El entorno empresarial e institucional

entorno empresarial

Dentro del contexto de los cambios, es de suma relevancia también entender qué está sucediendo a nivel de empresas e instituciones. Son ellas las responsables del mayor porcentaje de transacciones comerciales a nivel mundial. A modo de ejemplo, en internet, las transacciones B2B (entre empresas) representan más del 70% del movimiento comercial producido a través de la red.

Una de las máximas a nivel empresarial es hacer más, mejor y con menos recursos, sean estos financieros, físicos o humanos. Empresarios y ejecutivos de todo el mundo buscan hacer sus compañías más livianas y flexibles. Están conscientes de que hoy por hoy la carrera por la competitividad no la ganan los más grandes sino los más rápidos.

La Externalización

La tercerización o externalización de servicios ha sido una de las herramientas de gestión más difundidas en el último tiempo. Ello ha permitido a las empresas concentrarse en aquellas funciones que realmente le son vitales y que conforman su ventaja competitiva. Asimismo, esto ha estimulado la creación de miles de empresas de menor tamaño que se han especializado en atender aquellas  necesidades que las empresas más grandes o las instituciones han decido no cubrir internamente.

A nivel internacional, la externalización ha llegado a tal grado que muchas de las empresas que han sido íconos de determinadas industrias, se han concentrado sólo en la gestión de recursos financieros, en el diseño y creación de productos, dejando en manos de proveedores altamente calificados la producción de partes y piezas, ensamblado, embalaje o distribución de sus productos. Uno de esos casos es Swatch, el fabricante de relojes suizo mundialmente conocido, sin embargo si usted viaja a Suiza difícilmente podrá encontrar una fábrica de relojes Swatch.

La Tecnología

La eterna canción de la revolución tecnológica es una realidad, especialmente en el mundo de las empresas e instituciones. La tecnología en sus más diversas manifestaciones está presente en prácticamente todos los procesos de producción de bienes y servicios.

Las empresas producen cada vez más, más rápido y menores costos.
 Por ello, existe una enorme presión competitiva por lanzar nuevos productos al mercado. Sólo en Estados Unidos, durante el 2001 se lanzaron más 20.000 nuevos productos alimenticios, contrastando con los casi 2.100 que se habían lanzado durante 1981. El gigante japonés Sony informó que durante 1996 lanzó al mercado más de 5.000 nuevos productos.

La tecnología también está modelando la forma en que las empresas se relacionan con sus clientes, buscando formas más eficientes de llegar a él tanto en el plano comunicacional como en el de las transacciones comerciales concretas. Uno de los sectores que más fuertemente ha vivido este proceso es el turismo. Las reservas online de hoteles y pasajes aéreos han ido dejando en el camino a cientos de agencias de viajes creando controversias muy publicitadas, las cuales pareciera que quedarán sólo en el anecdotario, puesto que la ola continúa su marcha.