El Liderazgo

liderazgo

Si bien el término líder ha sido utilizado en forma general en distintos discursos en forma consensuada, ha habido ciertos desacuerdos, considerando oportuno establecer alguna definición.

Según el Diccionario de la Lengua Española (1986), liderazgo se define como “la dirección, jefatura o conducción de un partido político, de un grupo social o de otra colectividad.” El Diccionario de Ciencias de la Conducta (1956), lo define como las “cualidades de personalidad y capacidad que favorecen la guía y el control de otros individuos”.

Acercando más la definición a las características del presente curso, diremos básicamente que “es la influencia interpersonal ejercida en situación y orientada a través del proceso de comunicación, hacia el logro de una meta o metas especificadas” (“Liderazgo y organización” Tannenblaum, Weschler, Massarik). Subrayando el intento de influir por parte del líder (influyente), la conducta del seguidor (influido) y el proceso de la influencia.

Se entiende, por tanto, que la influencia del liderazgo es ejercida en una situación,  mediante la dinámica de la comunicación y siempre está orientada hacia objetivos específicos.

El liderazgo es un fenómeno espacial y situacional en un tiempo determinado,  no es un fenómeno abstracto, sino concreto en alguna situación o circunstancias específicas.

La comunicación del líder supera la meta de transmitir una idea pues también conducirá a una acción determinada.

Si se indica por ejemplo que en el salón no se debe fumar y alguien dice que entendió la consigna pero no apaga su cigarrillo, es obvio que la comunicación fue efectiva en tanto entendimiento, pero ineficaz por no haber conseguido una conducta que la acompañe.

Es importante destacar que la comunicación que se produce entre líderes y electores, incluyen todo tipo de lenguajes, verbales y no verbales, explícitos e implícitos, con connotaciones conscientes e inconscientes

Con respecto a las metas, estas pueden ser :

a) Metas de la organización: son propósitos ideados por la entidad. Una dificultad que presenta es que suelen carecer de motivaciones para muchos de los integrantes, empleando el líder algunos otros alicientes. Ejemplo es que una organización decida duplicar su producción en un tiempo determinado, y para ello (influencie) incentive con premios a los empleados.

b) Metas del grupo: en este caso, tratándose de menos integrantes, los objetivos son en común, por tanto la motivación es mayor, el líder influenciará más fácilmente. Ejemplo, un grupo de la iglesia que decida misionar a pueblos pobres.

c) Metas personales del seguidor o elector: la influencia del líder será en tanto metas del propio influenciado operando como guía sobre sus motivaciones, por ejemplo en la enseñanza particular de un idioma, o en los procesos terapéuticos. (John Garner en su libro El liderazgo, propone el termino elector por considerarlo menos pasivo que seguidor, suponiendo que se trata de un vínculo activo, donde el proceso de comunicación es bilateral,  produciéndose un adecuado feed back)

d) Metas personales del líder: Se trataría de cubrir necesidades del líder, ya sea consciente o inconsciente. Por ejemplo, el profesor de idioma antes mencionado, puede utilizar métodos dinámicos e innovadores para satisfacer su necesidad de estar actualizado, o ser el mejor docente, o simplemente ganar más alumnos.

Sobre la eficacia del liderazgo, presenta disparidades para la valorización, dado que un liderazgo puede ejercerse con eficacia y ser condenado socialmente o moralmente.

Por ejemplo si las metas son cuestionables, grupos que se integran para delinquir, la eficacia es el logro/concreción del delito, sin embargo dudaríamos de hacer una evaluación positiva del proceso.

O sea, la eficacia es una de las variables a tener en cuenta, no la única determinante.