La función de los eventos en las instituciones sin fines de lucro

instituciones sin fines de lucro

Uno de los mayores problemas a los que se han enfrentado en el último tiempo es a la falta de creatividad para comunicar y para generar instancias de real contacto con sus posibles “clientes”. Es aquí donde la producción de eventos tiene un rol fundamental y oportunidades de, legítimamente, desarrollar su labor profesional, generando ingresos tanto para sus empresas como para la causa de la institución con la cual trabajarán.

En países europeos, es muy común el “partnership” entre instituciones de bien social que requieren generar ingresos para solventar sus causas y empresas privadas especialistas en marketing. Como ejemplo, en España algunas instituciones como los Scout se asocian para eventos y comparten las utilidades con los productores.

Objetivo: “Atraer parcialidad”

La Producción y Organización de eventos con el objetivo de atraer miembros, socios, alumnos, etc. ha demostrado ser una de las herramientas más exitosas. Por ejemplo, cada año se realizan cientos de “Open House” en Universidades, con la finalidad de que los posibles alumnos puedan conocer de cerca el espíritu de las facultades, conocer maestros, la infraestructura. Pero muchas veces, lo repetitivo del esquema satura y los alumnos terminan viendo más de lo mismo. Por ello hacemos hincapié que, si bien hay esquemas que en teoría pueden resultar más eficaces, la creatividad es la clave para que sean exitosos

En los años setenta, una universidad norteamericana tenía serios problemas para aumentar sus matrículas de pregrado en carreras del ámbito científico. Contrataron una empresa de eventos para realizar visitas guiadas y montar un espectáculo que realmente impactara a los adolescentes.

La empresa a su vez contrató los servicios del grupo de actores de la serie “Star Trek” (Viaje a las estrellas) para que dieran una charla respecto a los avances científicos que se habían generado a partir de la visión de los guionistas de la serie. El evento fue un éxito y la universidad pudo contar con un flujo permanente de nuevos alumnos, puesto que el impacto y motivación que generó en los jóvenes se difundió boca a boca durante largo tiempo. Muy pocos de esos jóvenes que asistieron podían imaginar que en las pulcras aulas de una tradicional universidad iban a encontrar a los personajes de una de sus series favoritas instándolos a interesarse por la ciencia.