¿Los Líderes se Hacen o Nacen?

teorias del liderazgo

Pregunta ineludible para investigadores interesados en el tema, pero que adolece de las dificultades propias de la dualidad, esto o aquello, bueno o malo, innato o adquirido.

Me parece interesante introducir en este ítem un concepto psicoanalítico, apropiado para entender la personalidad del líder y aún más, cualquier otro perfil de personalidad.

Este concepto que acuñó el Dr. S. Freud,  para explicar entre otras cosas los síntomas psicopatológicos de los pacientes,  lo llamó series complementarias, y consiste en que el psiquismo funciona como una unidad interrelacionada, donde confluyen distintos aspectos, lo constitucional (heredado e innato), lo adquirido  junto a las vivencias infantiles (mediante cualquier experiencia educativa formal e informal, apercepción, ideales y mecanismos de defensas) y el/los factor/es desencadenante/s  que promueve los distintos cuadros clínicos o rasgos de carácter.

El psiquismo tiende a lograr un equilibrio -el principio de la homeostasis-, mientras lo logre y lo mantenga no produce síntomas, sino rasgos de carácter, los que van perfilando diferentes tipos de personalidad, entre las posibles está la del líder, tema prioritario para este curso.

Se deduce de ello, que la personalidad, lejos de ser una entidad estática, tiene un dinamismo propio, evolucionando de acuerdo a estas series complementarias junto con factores, sociales, históricos y ambientales, teniendo en cuenta las experiencias adquiridas a lo largo de la vida, y el modo singular de utilizarlas con el fin de adaptarse al medio guardando armonía interna.

Seguramente los líderes naturales tienen mayores condiciones innatas o sea “nacen”, no desconociendo a su vez que mediante la interrelación de todos los factores expuestos, pueden “hacerse”, adquiriendo características pertinentes a través de la educación y otros aprendizajes formales o informales.

Dentro del aprendizaje formal, existen técnicas de liderazgo, de toma de decisiones, de conducción de grupos, de motivación, de comunicación, dinámicas grupales, soluciones alternativas de conflictos que capacitan y afianzan el lugar del líder.

Se dictan seminarios, se escriben libros al respecto con distintos puntos de vista, se dictan cursos, a fin de que los interesados en el tema, líderes potenciales o reales, estén actualizados y cuenten con mayores y mejores recursos para su desempeño. Este tipo de formación, tiende a incrementarse con el paso del tiempo, logrando cada vez mayor y mejor especialización.

Respecto al aprendizaje informal, es el que se da espontáneamente, con modelos familiares o sociales informales, a través de identificaciones, deseos, percepciones y apercepciones, o sea, en resumidas cuentas, mediante la propia experiencia vivencial.