Significado del número cinco

numero 5 en numerologia

La cosmogonía dice que el número cinco representa la inteligencia. Es la péntada, el símbolo de lo sagrado, de la luz, de la salud, de la vitalidad y del intelecto. Representa lo superior y lo inferior, los cinco sentidos corporales, los cinco dedos de la mano y las cinco funciones intelectuales: razonamiento, inteligencia intuitiva, memoria, abstracción e inteligencia creadora o inspiración. También el quinto elemento, el éter, porque está libre de las perturbaciones de los cuatro elementos inferiores. Significa el balance en la división del 10, que es el número perfecto. La péntada es el arquetipo de la Naturaleza en el sentido de su capacidad generadora, es el eje de la vida.

Los demás números cuando se elevan a esta potencia, producen otros números, pero sólo el 6 y el 6 multiplicados por sí mismos, mantienen el número en la última cifra.

La quinta carta del Tarot, “El Hierofante” simboliza el movimiento, la voz superior. El Hierofante actúa por vocación; su vida es de aprendizaje y de enseñanza, ya que sabe escuchar y compartir, por lo que no extraña verle como maestro. Gusta de reuniones. Basa gran parte de su poder en el acceso a la información y el manejo de ella, la cual es recibida en el momento propicio. En el sentido más elevado, posee el poder psicológico derivado del contacto espiritual, ya que sabe escuchar la voz del verdadero maestro interior.

Para el yogi Bhajan el quinto cuerpo es el físico, también llamado la forma perfecta de Dios, se relaciona con el sacrificio propio. Representa la energía de enseñanza y su frase clave es “Profesor” (inteligencia, versatilidad, movimiento, comunicación personal y masiva). Si el cinco no trabaja, esta persona no querrá enseñar, tendrá miedo a enseñar, aunque tenga un tremendo potencial para enseñar, cada vez que se lo proponen tiene una excusa para no hacerlo. Por otro lado, las cosas físicas son bastante fáciles para ellos, tienen un cuerpo fuerte y la habilidad para sacrificarse. El aspecto negativo es que suelen tener muchos problemas físicos. No pueden controlar sus ambientes físicos para nada, es difícil para ellos hacer ejercicio y mantener controlado su peso. Les encanta comer y pueden llegar a ser muy flojos. Prefieren el confort que el sacrificio. El número cinco es mitad Dios y mitad hombre.

Perfil dominante: personas versátiles hasta el infinito, siempre ávidas de viajar e insatisfechas con todo lo que logran, pues se exigen demasiado y son hipercríticas, contrarias a la rutina. Poseen una personalidad de mucha fuerza que nunca pasa desapercibida. Es difícil saber qué esperar de ellas, pues siempre están en pos de alguna nueva idea, plan o aventura. Destacan porque son excelentes conversadoras y personas de muy finos modales, que viven siempre aprendiendo nuevas cosas.

Cinco en Alma: personas de férrea disciplina que se esfuerzan por mantenerse en buena forma física y en hacer las cosas con impecabilidad y orden, a veces hasta la exageración. Pueden llegar a exigir demasiado. Cuando el cinco no trabaja, suelen preferir la comodidad al esfuerzo, se vuelven negligentes, sin empuje. Tienden a la obesidad por la falta de ejercicio y la indulgencia en la comida.

Cinco en Personalidad: son los políticos por antonomasia, los que se muestran con un trato fino y diplomático. Nunca pasan desapercibidos y aceptan todo desafío que la vida les presente para probar algo nuevo. También hay magníficos actores y publirrelacionistas. El aspecto negativo se manifiesta en una excesiva indulgencia propia. En situaciones de negocios esta persona es vista como interesada en ella solamente y motivada también en ella misma.

Cinco en Regalo: es la imagen del catedrático, de la persona que siempre está dispuesta a compartir su conocimiento, aprovechando que posee el don de la elocuencia y del impacto en la comunicación.

Cinco en Destino: tiene como distintivo el carisma y la prestancia física. Han sido modelos o gente que ha aprovechado sus atributos físicos para servir en lugar de vanagloriarse y como compensación en esta vida se les retribuye igual, pero con la idea de que ahora les sirva de apoyo para conseguir algo más elevado en su existencia. Es como un segundo regalo de Dios.

Cinco en Misión: alcanzar la libertad adaptada al verdadero ritmo de la vida, no estar cambiando por cambiar y fluir más hacia lo interno que hacia los valores externos, tales son las perspectivas que necesitaría contemplar esta persona.