Significado del número diez

numero 10 significado

Según el Tarot, la carta número diez simboliza “La Rueda de la Fortuna” y, por tanto, la evolución, ya que cada giro representa una nueva oportunidad.

Hay iniciativas acertadas; la persona puede tener éxito en juegos de azar, lotería, etc. En todo hay tendencia a lograr descubrimientos no buscados conscientemente. De hecho, todos los acontecimientos desempeñan un papel primordial en la vida de la persona, por lo que debe aprovecharlos al máximo. En la vida presente puede llegar a culminar un importante ciclo de progreso espiritual. En el sentido más elevado hay una comprensión íntima sobre el quehacer humano, las sociedades, las civilizaciones. La clave 1 se amplía en la 10, indicando que El Mago obtiene la sabiduría cuando aprende a controlar su vida, en medio de los giros cíclicos de La Rueda de la Fortuna, volviéndose uno con la ley del karma.

Según yogi Bhajan, el décimo cuerpo es el cuerpo radiante y está en el cabello. Su frase clave es “todo o nada”. La persona que tiene este número hará algo con un esfuerzo del cien por ciento o no hará nada. Sus atributos son alta iniciativa, optimismo, progreso, sabiduría, karma y ciclos. Simboliza el coraje (o valor) real (o de un rey). Bien aprovechado este número, es altamente afortunado puesto que encierra el mensaje “aquello que des por hecho en tu mente es ya tuyo”.

Perfil dominante: la persona 10 es dueña de un poder personal sumamente considerable, puede hacer todo cuanto se proponga y, si actúa con sencillez, sin rendirse ante la tentación de usar este poder para fines egoístas, alcanzará el triunfo total.

Diez en Alma: es un ser de coraje, con su veta mística casi siempre no aceptada. Su alma posee una gran blancura y mucha calidez, aspectos que lo caracterizan y le granjean innumerables seguidores. Necesita usar esta calidez sin confundirla con servilismo. La actitud negativa de esta persona es “no puedo hacerlo”. Por lo tanto, tiene que esforzarse para dar todo de sí.

Diez en Personalidad: su accionar fuerte y decidido es ejemplo de energía para otros. Son ejecutores y directivos dispuestos a enfrentar toda clase de riesgos en bien de sus metas. Son personas “todo o nada”. El aspecto positivo es su radiancia en todos sus movimientos. Estas personas entran a un recinto y todos notan su presencia. Cuando el diez no trabaja, se ven como muertos.

Diez en Regalo: mando aunado a la capacidad de creación es el regalo para estas personas. Pueden liderear lo mismo para bien que para mal. Si usan este don acorde con las leyes cósmicas, serán invencibles.

Diez en Destino: estas personas han atravesado períodos de duras pruebas pero no siempre acatando sus funciones conforme a lo más positivo de la existencia. Guerreros poderosos, traen consigo astucia y una fe inquebrantable para vencer cualquier obstáculo.

Diez en Misión: la vida no tiene necesariamente que ser una lucha entre opuestos. A estas personas les hace falta fluir con menos rigidez y expresar la luz hermosísima que llevan dentro.