Significado del número tres

numerologia 3 significado

Según la cosmogonía el tres representa la Trinidad (Padre-Hijo-Espíritu Santo, padre-madre-hijo). Simboliza el equilibrio de todas las cosas manifiestas. Los pitagóricos nunca consideraron números al 1 y al 2; para ellos, la tríada fue el número primero por ser el equilibrio de las unidades. El gran matemático solía decir que Apolo respondía en el Oráculo desde un trípode y recomendaba hacer las libaciones tres veces al día. Como valor sagrado de este número y de su simbología, el triángulo está formado por la mónada y la díada.

La tercera carta del Tarot es “La Emperatriz”, que representa la imaginación creativa. El mundo de la Emperatriz es el de la fructificación de la idea sembrada por el Mago en el mundo entero de la subconciencia (arquetípico) de la Sacerdotisa. La persona tres desea vivir en la plenitud de la Verdad, de los sentimientos honestos. En lo material siente una protección superior. Hay un acertado gobierno de la casa y de la vida familiar siempre basado en una idea de confort. En el sentido más elevado simboliza la siembra y recolección espiritual.

Según el yogi, el tercer cuerpo espiritual es la mente positiva, que está representado por el equilibrio.

La frase clave de este número es “demonio o divino” (idealismo, alegría, sociabilidad, dinamismo, expansión, verdad). Si la mente positiva está trabajando, la persona siempre tendrá una sugerencia positiva o una salida a cada situación que pareciera no tenerla.

Perfil dominante: buscan la verdad por sobre todas las cosas, son sumamente independientes y van del fanatismo místico a la actitud atea. Ven a todos como iguales y tienen una chispa de júbilo en sus rostros que los hace simpáticos ante la gente. También suelen tender hacia la mentira y cuando se deprimen, tocan fondo.

Tres en Alma: emocionalmente entregados, muy expresivos, pero a veces no toman muy en serio lo que hacen. No se dejan dominar por las emociones depresivas. Se sienten muy mal cuando no se comportan de acuerdo con su modelo de buenas personas. Esta posición es el proceso interno de cómo uno trata consigo mismo. Cuando el tres no trabaja para nosotros, este proceso será de negación, una especie de complejo de inferioridad, como parte del pecado y por tanto, del demonio; pero cuando el tres trabaja, la persona se ve a sí misma como un alma, como parte de Dios.

Tres en personalidad: Aman a los niños, a los animales y a la naturaleza; suelen ser muy populares socialmente hablando; gustan de ver el lado amable de las cosas y ser muy positivos en su enfoque de las situaciones que les atañen. Pero también a veces pecan de poco objetivos y se dejan llevar por el pesimismo y su mente focaliza siempre el aspecto negativo.

Tres en Regalo: este dharma otorga amor hacia la humanidad, entereza en el carácter contra cualquier adversidad, y por lo mismo, una gran capacidad de ser sostén y alianza en y con otros. Siempre tienen cosas positivas qué decir, aunque los demás puedan ser negativos, esta persona dirá “pero mira desde este punto de vista”. Este es su regalo: la actitud de regocijo por las cosas.

Tres en Destino: son sumamente positivos y de carácter llevadero, pero a veces sufren porque les falta asertividad. En su búsqueda de la verdad han tenido decepciones que a veces les hacen dudar en seguir adelante con lo que tienen planeado.

Tres en Misión: requieren desarrollar amor incondicional, pulcritud en sus actos y autonomía. Pueden aprender a lograr lo que desean sin buscarse dependencias. Cuando logran la maestría en su misión, adquieren la cualidad de ver igualdad en toda situación, de querer cuidar a todo el mundo y preocuparse por todos.